Arvejas “made in Argentina” para China

El poderoso país asiático habilitó a siete empresas de nuestro país para poder exportar arvejas. Argentina se ubica dentro de las pocas naciones que tienen implementado un protocolo fitosanitario de importación con el principal consumidor mundial de esta legumbre y que a su vez es el mercado de mayor crecimiento de consumo de los últimos años.

Finalmente el gobierno de China habilitó a las primeras empresas argentinas que podrán vender arvejas nacionales en ese gigantesco mercado.

El anuncio fue realizado por la Cámara de Legumbres de la República Argentina (CLERA).

“Con la publicación de las primeras siete empresas y ocho plantas habilitadas para exportar esa legumbre al gigante asiático, finaliza un proceso que arrancó hace siete años atrás”, celebró la entidad privada en un comunicado.

Recordó que todo empezó en 2013, con un trabajo de interacción público-privado junto al Senasa para “la implementación de los protocolos sanitarios necesarios para lograr la apertura del mercado chino de arvejas”.

Para ese momento, los volúmenes importados por ese país eran de 600.000 toneladas aproximadamente.

Las empresas autorizadas por China son la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Desdelsur SA, Southern Seeds Production SA, Agricultores Federados Argentinos (AFA), Ronalb SA, Don Elio SA y Uranga Trading SA.

“Este año, la proyección de importaciones para la campaña que finaliza en julio del corriente va a llegar estar cercana a las 2.000.000 de toneladas, con una proyección para la campaña 2020/21 que puede crecer un 10 o 15% de no mediar ningún inconveniente”, comentó la cámara empresaria.

De esta forma y desde que se inició aquel protocolo de 2013 el mercado chino de arvejas importadas creció tres veces.

CLERA destacó que “Argentina se ubica dentro de los pocos países que tienen implementado un protocolo fitosanitario de importación con el principal consumidor mundial de esta legumbre y que a su vez es el mercado de mayor crecimiento de consumo de los últimos años.

Esto implica, sin duda alguna, una gran oportunidad para el país donde se van a ver beneficiadas cooperativas y empresas nacionales de exportación.

A su vez mejorará la diversificación de cultivos a ser producidos, con todas las ventajas que esto implica”, finalizaron.