ECONOMÍA: Por temor a más retenciones, los productores venden sus granos a velocidad récord

Las ventas se aceleraron particularmente en maíz y trigo, los cereales que más sufrirían un incremento de este impuesto.
Los productores agropecuarios vienen adelantando las ventas de los granos de la cosecha 2020 por el temor a que el nuevo presidente electo, Alberto Fernández, incremente los derechos de exportación (retenciones) una vez que asuma el 10 de diciembre.

Es así que, según las declaraciones juradas de ventas al exterior (DJVE), al 13 de noviembre, que es la última información oficial, las compras del sector exportador e industrial ascendían al récord de 29,4 millones de toneladas, el 23 por ciento de las 127 millones de toneladas que se estiman para los principales seis cultivos de la Argentina como son la soja, maíz, trigo, cebada, girasol y sorgo.

Este volumen prácticamente triplica el volumen de los últimos cinco años y supera en más de 12 millones de toneladas los negocios cerrados para la misma altura del año anterior, consignó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, según estos datos oficiales.

En este sentido, Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y del Centro Exportador de Cereales (CEC), indicó a Clarín Rural que hubo un incremento en las ventas en los últimos 30 días particularmente de maíz y de trigo.

Lee también: «La carga impositiva del sector es muy alta, hay que buscar otras recetas»

«El productor percibe o está convencido de que habrá un cambio en las retenciones para maíz y trigo por eso llama a los exportadores para venderle. Y los exportadores compran porque saben que tienen mercado para comercializar la próxima campaña, sobre todo la de trigo que la cosecha está avanzada», explicó el titular de la cámara.

Cereales

El maíz es el cultivo que más han vendido los productores en este ciclo agrícola, con 13,6 millones de toneladas, según los datos del Ministerio de Agricultura. Luego, sigue el trigo (está en plena cosecha) con 8,8 millones de toneladas y la soja, con 8,2 millones de toneladas.

Para Idígoras, el productor busca mecanismos de financiamiento para las siguientes campañas. «Trata de retener soja, que todavía tiene granos de la campaña pasada, y vende maíz y trigo con lo que le genera liquidez que le permite pagar los insumos».

Cabe recordar que una vez que asumió Macri a la presidencia en 2015, decidió bajar a cero las retenciones salvo a la soja, que las dejó en 30%. Luego, a partir de 2018, reglamentó que las retenciones a la oleaginosa fueran bajando 0,5% por mes hasta alcanzar 18%,

Hasta que en septiembre de 2018, con los números en rojo, el primer mandatario decidió volver a implementarlas pero no solo para el agro, sino para todos los sectores que exportan con una suma fija para los productos primarios de 4 pesos por dólar exportado y 3 pesos por dólar exportado a los productos de valor agregado, con el agregado que la soja tributa 18% más 4 pesos por dólar. En porcentaje, teniendo en cuenta los valores actuales del dólar y de la mercadería, actualmente tanto maíz como trigo pagan 6,7% del tributo y la soja, 24,7%.

De todas maneras, desde la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) aclararon que el próximo Gobierno puede aumentar por resolución las retención solo hasta un 30% para el complejo sojero y 12% para todos los demás productos, según la Ley 27467 Presupuesto 2019, Art 81, por la cual el Congreso delegó las facultades en materia arancelaria en el Ejecutivo.

En este sentido, insistió que si el nuevo Gobierno pretende aumentar aún más que esos valores no podrá hacerlo por resolución o decreto, sino que necesitará una nueva Ley en el Congreso Nacional.