El INTA desarrolla los primeros paneles de madera contralaminada en el pais

Si se considera que la industria de la construcción es responsable del 36 % del consumo global de energía, construir con materiales de baja huella de carbono es un aporte significativo para mitigar los efectos negativos del cambio climático. En este sentido, la madera es una de las mejores opciones. Por esto, el Grupo de Ecología Forestal del INTA Bariloche, a través del Laboratorio de Ecología, Ecofisiología y Madera brinda asistencia técnica a la empresa Novak CLT, ubicada en Plaza Huincul –Neuquén– para el desarrollo de la primera experiencia a escala nacional de paneles contralaminados.

La Madera Contralaminada o CLT (por sus siglas en inglés) se destaca por su resistencia, apariencia, versatilidad y sostenibilidad. “El material se conforma con capas de tablas de madera aserrada y encolada, donde cada capa se orienta perpendicularmente a la capa anterior”, expresó Gonzalo Caballé, especialista del INTA Bariloche, y agregó: “De esta manera, el panel presenta resistencia a la tracción y a la compresión, consiguiendo alta estabilidad, reducción del comportamiento de hinchado y contracción, conformándose en un panel portante”.

Este tipo de paneles permite conseguir elementos superficiales de grandes dimensiones y espesores y, por lo tanto, gran rigidez. “La facilidad de puesta en obra, el alto grado de prefabricación, el buen desempeño de nivel térmico-acústico y la respuesta ante el fuego son ventajas destacables del CLT como sistema prefabricado, especialmente en construcciones residenciales de mediana altura”, indicó y Alejandro Martínez Meier, especialista del INTA Bariloche.

Desde hace 3 años, el INTA Bariloche trabaja en normalizar este producto junto con Novak CLT. La madera utilizada, proveniente de plantaciones forestales, es clasificada visualmente, según clases resistentes establecidas en el Reglamento Argentino de Estructuras de Madera (INTI-CIRSOC 601).
“A partir de la clasificación realizada, las tablas de calidad estructural superior (Clase 1) fueron dispuestas en las capas exteriores e interior (la del medio) de los paneles debido a que son las capas (verticales) que soportarán las principales cargas”, describió Martínez Meier y agregó: “Las tablas de Clase 2, categoría de inferior calidad estructural, se destinaron solamente para capas de tablas interiores dispuestas horizontalmente”.

Los paneles se confeccionaron con tablas de 1” (pulgada) de espesor x 8” de ancho. Cinco (5) son las capas que lo conforman. La prensa, desarrollada también por NOVAK-CLT, produce paneles de 10 centímetros de espesor de 2,35 metros de ancho x 3 metros de largo.

En articulación con la Facultad Regional de Venado Tuerto de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), obtuvieron los valores de resistencia mecánica, lo que permitirá determinar las cualidades del producto e identificar las mejoras necesarias del proceso de producción.

“La madera es considerada el material que brinda mayor confortabilidad y bienestar a las personas”, subrayó Caballé quien puntualizó que, además, mejora la aislación termo-acústica, incrementa la eficiencia energética y contribuye a la sostenibilidad del planeta. En este caso, “genera un proceso productivo innovador en la Argentina, incorporando valor a la producción nacional y empleo que moviliza la economía regional”.