«El Niño ya esta acá»

Las condiciones Niño están instaladas, y desde el principio de septiembre acompañan el arranque de la campaña gruesa 2023/2024. Con un 99% de probabilidad, anuncian que estas condiciones climáticas seguirían durante todo el trimestre primaveral.
En su informe del 4 de septiembre, la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) resaltó que las condiciones de El Niño ya están instaladas, coincidiendo con el comienzo de la campaña gruesa 2023/2024. Septiembre comenzó con precipitaciones significativas en el centro-este del área agrícola de secano. El resto del trimestre tendría lluvias normales o superiores a los valores normales en la Mesopotamia, y normales o inferiores en Córdoba, sur de Santa Fe y otras regiones. Hay un 99% de probabilidad de que el evento Niño continúe en primavera, y un 95% de que se prolongue al trimestre estival.

Según Adela Veliz, docente de Climatología y Fenología Agrícolas en la FAUBA, “a nivel general, aumentaron los niveles de humedad en la capa arable en el centro-este del área agrícola de secano, incluso con algunos excesos en la zona núcleo y en el norte de la provincia de Buenos Aires. Por lo tanto, las perspectivas para la incipiente siembra del maíz son mejores”.
En su informe del 4 de septiembre, la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) resaltó que las condiciones de El Niño ya están instaladas, coincidiendo con el comienzo de la campaña gruesa 2023/2024. Septiembre comenzó con precipitaciones significativas en el centro-este del área agrícola de secano. El resto del trimestre tendría lluvias normales o superiores a los valores normales en la Mesopotamia, y normales o inferiores en Córdoba, sur de Santa Fe y otras regiones. Hay un 99% de probabilidad de que el evento Niño continúe en primavera, y un 95% de que se prolongue al trimestre estival.

Según Adela Veliz, docente de Climatología y Fenología Agrícolas en la FAUBA, “a nivel general, aumentaron los niveles de humedad en la capa arable en el centro-este del área agrícola de secano, incluso con algunos excesos en la zona núcleo y en el norte de la provincia de Buenos Aires. Por lo tanto, las perspectivas para la incipiente siembra del maíz son mejores”.
En este marco, Leonardo Serio, coautor del informe junto con Adela Veliz y María Elena Fernández Long —docentes de la misma cátedra e integrantes del Centro de Información Agroclimática y Ambiental de la FAUBA— se refirió a la evolución del almacenaje de agua en el suelo en tres localidades de la provincia de Buenos Aires. “Tomando el perfil hasta 1 metro de profundidad, Junín es una de las estaciones donde comenzaron a recuperarse los niveles de reserva, y Pehuajó, en el noroeste bonaerense, desde principios de año permanece por debajo del 50% de almacenaje de agua. Por otro lado, Tres Arroyos, en la cuenca triguera del sudeste de Buenos Aires, continúa con niveles adecuados de almacenaje, favorables para los lotes en macollaje”.

Lluvias y temperaturas en primavera
Fernández Long también resumió para Sobre La Tierra los contenidos del pronóstico trimestral que elaboran —en el ámbito del Servicio Meteorológico Nacional— distintos organismos oficiales, incluyendo la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la FAUBA. “Para el trimestre septiembre, octubre y noviembre, se prevén precipitaciones normales o superiores a los valores normales en la Mesopotamia y en el oeste de la Patagonia. Sin embargo en Córdoba, en el extremo sur de Santa Fe, en el oeste de San Luis y en el NOA se pronostican precipitaciones normales o inferiores a esos valores”. La docente añadió que se espera que en el resto del territorio argentino se encuentren dentro de los valores típicos para la época.

Y a modo de cierre, Fernández Long sostuvo que las temperaturas medias seguirían siendo superiores a los valores normales en el norte del país —en especial en el NOA—, normales en el centro del país e inferiores en la Patagonia.
Fuente: SLT-FAUBA