INTA: Coquena Argentum la variedad de zapallo que trasciende en Europa

Las exigencias del mercado internacional son muchas y, en especial, las vinculadas a la comercialización de productos en fresco, como las especies hortícolas. Es que no todas cumplen con los requisitos para el empaque y conservación para su comercialización.

Con este objetivo como meta, desde el INTA La Consulta, Mendoza, trabajan hace más de 30 años en el mejoramiento genético de las variedades de zapallo, diferenciados por sus procesos de producción y de alta calidad para la exportación. Fruto de la articulación con la empresa privada Iceberg Agrícola SA, que cumple una década, se obtuvieron híbridos de zapallo Anco con calidad óptima para la exportación.

De acuerdo con Pedro Della Gaspera -especialista en mejoramiento genético del INTA La Consulta, Mendoza-, “Coquena Argentum INTA es un cultivar híbridos de zapallo tipo Anco o Butternut con una calidad óptima para la exportación, por sus excelentes características de uniformidad y organolépticas del fruto”. Según especificó el investigador, “esta variedad de zapallo del INTA se exporta a Reino Unido, Alemania, Italia, Países Bajos, Italia y España”.

Y agregó: “Este híbrido se destaca por su rendimiento a campo, resistencia a enfermedades, alto contenido de sólidos solubles y menor porcentaje de frutos rajados”, indicó el investigador.

Además, subrayó la excelente calidad culinaria, percibida por los sentidos del consumidor: tiene un atractivo y fuerte color anaranjado, con un excelente sabor dulce que le confiere el alto contenido de azúcares, una textura fibrosa y jugosa, además de un aroma suave y agradable. “Por su alto contenido de sólidos solubles, se pueden obtener excelentes sopas, purés y horneados en rodajas o cubos”.”, señaló Della Gaspera.
Por su parte, Diego Iglesias -dueño y gerente de la empresa Iceberg Agrícola S.A- explicó: “Coquena Argentum INTA es un producto exportable que apunta a un nicho con clientes muy puntuales a los que se le envía, al año, 10 contenedores de zapallos en fresco y otros 10 de congelados”.

En esta línea, aseguró que “el mercado global del zapallo es muy competitivo, con muchos países oferentes, por lo que, decidimos diferenciar el producto en la góndola”. Para esto, según detalló, se apuntó a “obtener una variedad con características diferenciales” que la posicionen y destaquen para su uso culinario, pero que también tenga un tamaño mediano y homogéneo que simplifique su empaque y envío, además de contar con buenos rendimientos para el proceso de congelado.

“Todo esto se logró gracias al profesionalismo y trabajo meritorio de los investigadores del INTA, involucrados en este proyecto, que están a la altura de los genetistas de cualquier multinacional”, subrayó Iglesias y dio un paso más al señalar: “Es un lujo contar con el conocimiento técnico que tienen los equipos profesionales”.