Se desplomó el precio del maíz tras informe bajista del Usda

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) dio a conocer este lunes su reporte mensual de oferta y demanda de granos que derrumbó la cotización internacional del maíz.

En Chicago, el cereal cerró el dia en 151,7 dólares por tonelada, 9,8 dólares o 6,1 por ciento por debajo del cierre del viernes (161,57 dólares), para la posición más cercana.

“Pulgar para arriba para la soja, pulgar para abajo para el maíz”, tituló la Bolsa de Cereales de Córdoba un informe en el que analizó los datos del Usda.

Según la entidad bursátil, el empuje bajista vino porque el organismo norteamericano elevó su proyección de cosecha de maíz en 700 mil toneladas con respecto al reporte de julio, por lo que tanto la producción final como los stocks son muy superiores a lo que esperaba el mercado.

En cuanto a la soja, el cálculo productivo fue recortado y sería la cosecha más baja de las últimas seis campañas, con stocks también rebajados y que son menores a los estimados por los operadores privados. No obstante, el desplome del maíz arrastró a la oleaginosa que perdía 4,2 dólares (1,3 por ciento) hasta los 316,8 dólares la tonelada.

La consultora Granar, en este contexto, coincidió en que “la mayor sorpresa del reporte estuvo en el espacio del maíz, dado que el organismo mantuvo un área sembrada por encima de las expectativas de los operadores, al igual que el rinde promedio”.

Para Granar, es llamativa la diferencia entre el volumen de cosecha proyectado por el organismo y la expectativa de los privados: casi 18 millones de toneladas, 353,09 millones de toneladas contra 335,12 millones.

En el caso de la soja se dio el caso opuesto, dado que tanto el área sembrada como la superficie que llegará a la cosecha, estimadas por el Usda, quedaron por debajo de los mínimos previstos por los privados. La cosecha estimada por el Usda, en 100,16 millones de toneladas, quedó por debajo de los 103,42 millones de los operadores.

“También hubo un importante ajuste de las existencias finales que, a falta de mayores exportaciones, lo terminó haciendo el clima. No obstante, la continuidad de la guerra comercial mantiene el interrogante sobre la “administración” de las existencias elevadas aún vigentes”, indicó Granar.

Fuente: Noticias Agropecuaria