SENASA: alerta sanitaria nacional ante el ingreso a Bolivia del pequeño escarabajo de las colmenas

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informa la confirmación de la presencia del pequeño escarabajo de las colmenas (PEC) en Bolivia. Mediante una notificación inmediata a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) boliviano confirmó, el pasado 10 de junio, la identificación morfológica de ejemplares del PEC -Aethina tumida- en muestras colectadas el 25 de mayo pasado, en colmenas ubicadas en el municipio de Quillacollo, departamento de Cochabamba.

La presente notificación, sumada a la realizada por el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) de Paraguay en mayo de este año, constituye una seria amenaza para la apicultura nacional, ya que evidencia la capacidad de dispersión de esta plaga ausente en Argentina (exótica) dentro de la región, en el sudeste de Brasil -desde su primera notificación en el municipio de San Pablo en 2016-, hacia el noreste de Paraguay y actualmente, hacia Bolivia.
Además, la presencia de la plaga en el país puede condicionar la comercialización internacional de productos apícolas. Teniendo en consideración este antecedente, el Senasa refuerza los controles fronterizos con los países vecinos, para prevenir el ingreso a nuestro país de mercancías que puedan contener al PEC.

Paralelamente, se considera relevante que los apicultores de las provincias de mayor riesgo por su cercanía con los focos notificados, se informen acerca de las características de esta plaga, realicen inspecciones exhaustivas de sus colmenas y notifiquen al Senasa ante cualquier hallazgo compatible con la presencia del PEC.

En igual sentido, se recuerda a los apicultores trashumantes, la obligatoriedad de gestionar y amparar el traslado de colmenas con el correspondiente Documento de Tránsito Electrónico (DTe), herramienta central que aportará información para poder contener un eventual foco y evitar la dispersión de este escarabajo en el territorio nacional.

La contención de esta plaga requiere de la detección inmediata ante su eventual ingreso. Por eso, el Senasa recuerda la obligatoriedad de notificar la presencia de todo ejemplar sospechoso compatible con Aethina tumida a través de las oficinas locales del Senasa o enviando un correo electrónico a notificaciones@senasa.gob.ar.

Asimismo, es importante recordar que todos los apiarios deben estar inscriptos en el Registro Nacional de Productores Apícolas (Renapa) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, a fin de poder ubicar a las colmenas y a sus titulares en forma rápida y eficiente ante una emergencia sanitaria.

Aethina tumida es un coleóptero originario del continente africano, que puede causar graves daños en las colonias de abejas durante el transcurso de su estado de larva, provocando la destrucción de los panales, la fermentación de la miel y el consecuente despoblamiento de las colmenas afectadas.

Para más información, puede comunicarse con el Programa Nacional de Sanidad Apícola al correo electrónico apicultura@senasa.gob.ar o por teléfono al 0114121-5408.

Fuente ; SENASA Informa