Tecnología: Argentina dispone de un nuevo estabilizador de nitrógeno

En Mar del plata se conoció esta semana en Corteva AgriscienceTM que presentó Instinct NXTGEN®, un inhibidor de la nitrificación disponible para los productores de maíz y papa de Argentina.

“El empleo de Instinct contribuye a una agricultura más respetuosa con el medioambiente, ya que ayuda a reducir la contaminación de acuíferos por nitratos, y a disminuir la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero”, destacó el Ing. Agr. Mauricio Casquero, responsable del desarrollo de bioestimulantes y estabilizadores de Nitrógeno en Corteva.

Para el lanzamiento de Instinct la compañía cuenta con el respaldo de más de cuatro décadas de uso en Estados Unidos.

“Corteva AgriscienceTM demostró ser en Estados Unidos la compañía líder en estabilización del nitrógeno mediante el empleo de inhibidores de la nitrificación. El uso de Instinct NXTGEN® en maíz ha conseguido incrementar rendimientos en un 7%, en promedio, con más de 40 años de uso en Estados Unidos”, manifestó Santiago Casas, del equipo de Marketing de Corteva.

Además, señaló que los productores que usen Instinct NXTGEN® “pueden tener la confianza de estar usando un producto líder que favorece una agricultura más rentable y sostenible medioambientalmente”.

Algunos beneficios

Para explicar la función de un estabilizador de nitrógeno, Mauricio Casquero explicó que Instinct NXTGEN® “evita que el nitrógeno del suelo más el aportado con la fertilización del cultivo se pierdan; y por lo tanto, lo conserva en la zona radicular aumentando su disponibilidad en las etapas críticas del cultivo”.

El producto se puede aplicar junto con el fertilizante líquido, con fertilizantes sólidos, estiércol o con los tratamientos fitosanitarios habituales.

“Lo ideal es hacerlo al mismo momento de la fertilización o no más de 7 días antes o después de fertilizar. Se puede utilizar junto con el fertilizante a la siembra o arrancador como así también en la fertilización del entresurco (V4-V6), se recomienda utilizar en el momento de mayor aplicación de nitrógeno. Y no aplicar junto a la semilla”, dijo Mauricio.

Por otro lado, Santiago Casas comentó que este inhibidor de la nitrificación “permite ahorrar costos en combustible y mano de obra al aplicarse junto con el fertilizante, tratamiento fitosanitario o riego”, detalló.

“El producto tiene que ingresar al suelo para que entre en contacto con las bacterias e inhibe su metabolismo. Requiere incorporación mecánica o 12 mm de agua (lluvia o riego) dentro de los 10-15 días de aplicado”, explicó

Fuente: Nuevo Agro