Vicentin: «los acreedores en espera de la causa»

La última novedad al respecto al caso de Vicentin se conoció este martes, cuando la Corte Suprema de Santa Fe dio a conocer su rechazo al planteo de revocatoria que había realizado Vicentin, en contra de la decisión del presidente del máximo tribunal provincial de avocarse al concurso preventivo de la empresa y apartar al juez de Avellaneda, Fabián Lorenzini, que tramitaba el expediente.
Esto además supuso suspender los plazos procesales del concurso vigente, luego de que Vicentin informara que ya tenía el aval de los acreedores, consiguiendo las mayorías necesarias tanto en la cantidad de acreedores como en el capital adeudado.

De todos modos, los magistrados santafesinos, si bien avalaron la decisión del presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, no resolvieron la cuestión de fondo, que es si efectivamente el máximo tribunal puede quitarle la causa al juzgado de Avellaneda.

Eso, según se interpreta del fallo, deberá ser evaluado y definido por el Procurador General de la Corte. Si rechaza la decisión de Gutiérrez, el expediente volvería a Lorenzini.

La decisión de Gutiérrez de tomar el control del concurso fue adoptada a raíz de un planteo de los abogados de la firma Commodities SA (perteneciente al Grupo Grassi, uno de los principales acreedores comerciales de Vicentin), quienes señalaron una serie de presuntas irregularidades cometidas por el juez Lorenzini.

Si la Corte santafesina finalmente se avoca al caso, deberá analizar los pormenores de esta megacausa, para resolver si el juez incurrió en irregularidades y si, en tal caso, podría girarle el concurso a otro juzgado.

En cualquier escenario, los tiempos judiciales juegan en contra del objetivo de la agroexportadora de cerrar prontamente el acuerdo de pago con sus acreedores.

Si bien Vicentin no se expresó de manera formal al respecto de este nuevo fallo, fuentes de la compañía señalaron a Infocampo que, efectivamente, con todas estas demoras los principales perjudicados son los acreedores que prestaron su conformidad al plan de pagos y ya estaban en condiciones de cobrar.

“La empresa sigue trabajando y pagando sus sueldos. Acá los damnificados son los acreedores, sobre todo los más pequeños, que son unos 700 y ya iban a cobrar el 100% de su deuda acumulada”, mencionaron desde la firma oriunda de Avellaneda.

Además, insistieron en que este fallo de la Corte santafesina no supone un revés, porque solo rechazó el planteo realizado por la empresa contra la decisión del juez Gutiérrez, pero no definió si se avocará o no al trámite de la causa.

“De ninguna manera lo decidido implica que la Corte se haya avocado al conocimiento de la causa ni que la haya enviado a ningún otro tribunal, facultades que, por cierto, no posee. De acuerdo con lo resulto se tramitará el pedido de avocación y, una vez escuchadas las partes, se escuchará la opinión del Procurador, y luego la Corte decidirá si se avoca a la causa, o bien rechaza el pedido y devuelve el expediente al juzgado de origen”, ampliaron desde Vicentin.